Ya había ido a Costa Rica con viajes Cheylan y fue una experiencia inolvidable. Por eso para la luna de miel no me lo pensé dos veces para repetir con ellos. El trato siempre ha sido fabuloso, profesionales y pendientes de los detalles, de que salga todo bien. Una vez allí se puede seguir contactando con ellos para dudas y cualquier cosa que surja. Flexibilidad y muy buena disponibilidad ¡Totalmente recomendable!